Las pruebas psicométricas y assessments… son como las fotos.

En lo personal considero héroes a todas estas herramientas, por la sencilla razón que intentan la más difícil de todas las tareas: decir algunas cosas sobre una persona. Hay algunas que se enfocan en el perfil mental, en la forma de tomar decisiones, o en sus preferencias, otras en las competencias emocionales, algunas en los motivadores y hay unas que hasta caen un poco en lo esotérico. En realidad, la mayoría son combinaciones de varios de estos enfoques, pero lo fundamental es que todos y cada uno de ellos tratan de formar una imagen de ti, algo que diga “como eres” y precisamente por que pretenden dar eso, una imagen, desafortunadamente tienen las mismas 4 limitaciones que una foto.

Primero, una foto es una imagen en dos dimensiones de algo en 3D. Se puede tomar de frente, del lado izquierdo, del derecho, por la parte trasera, de arriba, de abajo, y cualquiera de sus ángulos combinados, pero siempre es menos lo que puede reflejar que lo que deja sin captar. Si quieres una imagen completa necesitas muchas fotos y si son con diferentes tipos de cámaras, mejor aún.

Segundo, hay imágenes bien captadas, hay fotos mal tomadas, hay efectos del medio ambiente que a veces no se pueden controlar, hay gente fotogénica y hay personas que no son “camera friendly” sin ser su culpa.

Tercero, puedes ver muchas fotos y hasta el álbum completo de una persona, pero luego la conoces y a veces tu opinión cambia. Es hasta que la ves cuando te das cuenta que las fotos no necesariamente reflejan la realidad. Te ha pasado, ¿cierto? Por lo tanto, aunque tengas todos los psicométricos de una persona, solo en una entrevista (o en varias) podrás comparar y saber si esas imágenes son fieles a la realidad.

Cuarto, una foto capta únicamente el ahora, el presente; y todos sabemos que las cosas cambian y mucho más las personas. Un assessment pretende decir como eres ahora, pero las empresas no contratan a alguien por el ahora, lo contratan por el futuro, por lo que esa persona va a lograr en un año y los que le siguen. Cierto es que una buena parte de los assessments están basados en comportamientos y conductas que bien pueden indicar como actuará la persona en el futuro, pero de nuevo, las personas cambiamos. Aún y cuando ya hayas complementado muy bien la personalidad de alguien con una serie de assessments y entrevistas, sigue estando pendiente el problema del futuro y es ahí donde el factor tiempo puede ser muy bien resuelto por las referencias. Ciertamente las referencias te dan sólo el pasado, pero si tienes muy buenas y completas imágenes del pasado y el presente, la certeza del comportamiento futuro se incrementa en gran medida. Para los más conocedores de las matemáticas: entre más puntos tengas en la gráfica, mejor puedes hacer una correlación y tu extrapolación será más segura.

Conclusión: todas las herramientas psicométricas son de gran ayuda, te dan una muy buena imagen, como las fotos, pero tienen limitaciones. Ayudan, pero no determinan. A cualquiera le costaría mucho trabajo aceptar románticamente una persona teniendo como base sólo unas fotos, ¿correcto? Es entonces poco aconsejable rechazar a alguien con los resultados de un assessment o varios, o con las notas de una entrevista o varias. Incluso, en algunas ocasiones hay curriculums que tampoco reflejan muy bien la realidad. Por lo tanto, lo recomendable es juntar todas las piezas del rompecabezas y pedir referencias particularmente en aquellos puntos en los que existan dudas.

Una imagen dice más que mil palabras, pero nunca dice todo.

 

Juan Valles

About Juan Valles

Trabajo en el sector educativo, como director de talento de una institución en la que estamos tratando de cambiar la manera en que educamos a las nuevas generaciones. Estuve 8 años en una de las firmas globales de consultoría de talento y aprendí mucho. Escribo sobre career management por experiencia profesional y por pasión. Estudié Ingeniería Química y la curiosidad por entender como funciona todo esto siempre ha estado en mi. Escribo sobre ciencia y doy clases de química por formación y pasión. Soy cocinero aficionado y un apasionado del buen comer. Nunca estudié nada sobre esto, ni quiero, este tema lo quiero mantener en la pura pasión.
This entry was posted in Career Management. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s