El autoconocimiento es la primera clave para el éxito profesional, pero, por una simple cuestión evolutiva, es imposible de saber si no es a través de los demás.

Aparentemente fue Sócrates el primero que escribió sobre lo difícil que es el autoconocimiento y eso fue hace como 2,500 años. Benjamín Franklin, alrededor de 1759, escribió que hay 3 cosas extremadamente duras: el acero, el diamante y el conocerse a sí mismo. Y estos son sólo 2 ejemplos; muchísimos pensadores han abordado el tema durante milenios y el hecho de que sigamos hablando del tema después de tanto tiempo no es más que la prueba de que es absolutamente difícil conocernos a nosotros mismos.

¿Por qué?… Si estoy conmigo mismo todo el santodía desde hace 45 años, ¿qué no debería ser tiempo suficiente como para saber que onda conmigo? ¡¡¡Llevamos MILENIOS!!! ¿Qué acaso es realmente TAN difícil?

Efectivamente lo es, pero primero veamos para qué es indispensable autoconocerse. Simple y básico: porque estás en el mercadolaboral compitiendo por lo mismo que todos quieren… éxito. ¿O acaso conoces a alguien que quiera ser loser? Demostrado el punto, sigamos adelante.

Y si estás compitiendo, la regla número uno de cualquier competencia o, si quieres tú, la primera regla de la mercadotecnia, o si lo prefieres, la primera cuestión de cualquier batalla antes de empezar es… sencillamente: ¿Cuáles son tus ventajas y desventajas competitivas? Y si deseas aplicarlo al mercado laboral de una vez: ¿Qué te hace único? ¿Por qué razón te deben contratar a ti y no a otros?

Piénsalo, todos y cada uno de los comerciales de cualquier producto te dicen básicamente esto: la razón por la cuál ese producto es para ti, porqué debes comprarlo y qué vas a obtener si lo haces. Luego entonces, para competir en el mercadolaboral, debes responder a esas simples y, al mismo tiempo, complicadísimas preguntas. O sea… autoconocimiento.

Es correcto, para chambear, el autoconocimiento no es nada esotérico ni parecido, no tiene nada que ver con la energía interna, los chakras, el fua y demás. Para nada, esto es un asunto de mercado y de estadística, ¿Qué producto eres? ¿Cuál es tu mercado target? ¿Por qué te deben comprar? y ¿Qué van a obtener si lo hacen?

Y ahora que ya vimos porqué es la primera clave para el éxito profesional veamos porqué es tan sencillo de entender y tan difícil de lograr.

Percibimos el mundo a través de nuestros 5 sentidos, con ellos nos damos cuenta de lo que sucede a nuestro alrededor y absolutamente todo lo que sabemos es, en primera instancia, por ellos. Piénsalo, todo lo que la humanidad ha conquistado es en parte gracias a nuestros sentidos. Nada mal para sólo 5 herramientas ¿correcto? Pero es a través de esas maravillosas herramientas que también debemos conocernos a nosotros mismos y ahí radica el problema.

Nuestros sentidos se desarrollaron a lo largo de la evolución para percibir lo que nos rodea, pero eso fue cuando la vida se trataba simplemente de cazar presas, aparearse y mantenerse vivo. Nuestros sentidos están apuntados y afinados básicamente para percibir las amenazas, aquellas cosas que debemos atrapar para comer o procrear la siguiente generación de la especie. Simple, primitivo, básico, sí, correcto, pero ha funcionado muy bien desde hace miles de millones de años y por eso estamos hasta arriba en la cadena alimenticia.

Ahora, si mis sentidos fueron desarrollados para esos propósitos, resulta ilógico entonces asumir que debería conocerme a mi mismo. ¿Por qué razón habría de hacerlo si precisamente esos mismos 5 sentidos son los que me lo impiden, puesto que ¡simplemente no fueron creados para eso!? En el tiempo en el que se desarrollaron no era importante saber quien era yo; lo absolutamente primordial y la diferencia entre la vida y la muerte era lo que me rodeaba.

Obvio es entonces que de mis amigos Memo, Pepe, Beto, Ángel y los demás, te puedo decir con certeza y lujo de detalle cuáles son las 2-3 cosas que hacen de manera espectacular y cuales son aquellas en las que de plano necesitan ayuda. ¿Y como no voy a saber, si tengo 5 sentidos que los han estado observando durante años?

Y de mi, bueno, de mi simplemente no sé que onda y no puedo saberlo; para eso tengo a mis amigos, para que me digan. Para conocerte físicamente necesitas un espejo; de otra manera, simplemente es imposible. Bueno, pues igual, para conocerte mental y emocionalmente necesitas otra clase de espejo y ese espejo es la gente que te rodea; ellos saben más y mejor que tú; sus cinco sentidos lo prueban.

Sólo nos podemos conocer a través de los demás. Hay que preguntarles. De lo contrario… nunca vas a saber.

Dependiente, relativo, paradójico, simbiótico… evolutivo.

 

Juan Valles

About Juan Valles

Trabajo en el sector educativo, como director de talento de una institución en la que estamos tratando de cambiar la manera en que educamos a las nuevas generaciones. Estuve 8 años en una de las firmas globales de consultoría de talento y aprendí mucho. Escribo sobre career management por experiencia profesional y por pasión. Estudié Ingeniería Química y la curiosidad por entender como funciona todo esto siempre ha estado en mi. Escribo sobre ciencia y doy clases de química por formación y pasión. Soy cocinero aficionado y un apasionado del buen comer. Nunca estudié nada sobre esto, ni quiero, este tema lo quiero mantener en la pura pasión.
This entry was posted in Career Management. Bookmark the permalink.

13 Responses to El autoconocimiento es la primera clave para el éxito profesional, pero, por una simple cuestión evolutiva, es imposible de saber si no es a través de los demás.

  1. gina dewar says:

    Asi es my friend. Hace poco escribi tambien del “slogan” que uno seria para “introducirse” al mercado de la vida. Yo todavia no se con cual me presentaria. Me encanta como escribes, disfruto tus blogs muchisimo. Keep ’em coming! Saludos Juanelo.

  2. Cristina Salazar says:

    Me gusto mucho tu articulo Juan… muy interesante
    :)!

  3. Victor Moreno says:

    Juan, es muy acertada tu nota, es muy común (y mas sencillo) formar una opinión de uno mismo sin consultar a los demás. Ocasionalmente tengo que realizar entrevistas a candidatos de MBA y siempre les planteo dos preguntas: “1. Cómo eres tú? y y después 2.Si yo le pregunto a tus amigos, compañeros de trabajo y familiares cómo eres tu, que me responderían?” He notado que en la segunda pregunta la mayoría de los candidatos tiene sus dudas al responder o termina exactamente con la misma respuesta que me dió para la primera pregunta.
    Saludos

  4. Ariadna says:

    Muy buen artículo… a preguntar se ha dicho. Saludos!

  5. Definitivamente estoy convencido de lo que mencionas Juan, ya que como profesional que actualmente esta buscando una oporunidad laboral inicialmente si hubiese estado enterado sobre el alcance e importancia del Autoconocimiento, ya estaria laborando en alguna organizacion a doc a mi persona, sin embargo, tienen que unirse los puntos y hoy despues de hacer un analisis sobre esto me da una seguridad rotunda para definir en que y hacia donde debo dirigir no solo mi desarrollo profesional, sino algunos otros aspectos que me ayudaran a ser mejor persona.

  6. Alejandro Flores Solís says:

    Sencillo, práctico, ameno y lleno de sentido común, buen artículo! Ya tengo tarea buscando mis ventajas competitivas.

  7. Fernando Del Carpio says:

    Sigue escribiendo, cuando lo haces así tu pasión se expande muchas Felicidades!!!!!

  8. Ruth Esther says:

    Buenisimo este articulo me ayudo para hacer un trabajo de la universidad!!!! Exitos

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s