Entrevista Exitosa, Parte 2… Balas

Tendemos a creer que la entrevista es para hablar de nuestra experiencia, para “relatar” quienes somos y porqué estamos donde estamos, léase… nuestros éxitos, todos y cada uno de ellos. Falso. Quien sea que te va a contratar, lo hará para que resuelvas algo… te buscan porque hay algo que lograr, problemas que solucionar y cosas que cambiar. ¿Para qué entonces necesitarían a alguien ahí, si todo marcha sobre ruedas?

Por lo tanto, lo que les interesa escuchar es qué problemas has resuelto, cómo los resolviste y qué aprendiste en el proceso. Por ejemplo, si alguien está buscando un contralor con amplia experiencia en inventarios, pues evidentemente es porque traen un problema precisamente ahí. Puede ser que el inventario físico no concuerde con el sistema, puede ser que las entradas y salidas no estén registradas apropiadamente, puede ser que los BOM no reflejen la realidad, etc. Pero la clave está en que durante la entrevista lo que les va a interesar es escuchar que te ha pasado a ti con inventarios, cómo lo resolviste y qué aprendiste.

Y cuando estás ahí, en realidad muchas veces no sabes a ciencia cierta que es lo que el entrevistador está buscando, por lo tanto, no tiene sentido arrancarse relatando TODA nuestra carrera y logros, si lo que al final de cuentas están buscando son experiencias en algunas áreas en particular.

Luego entonces, hay que hablar en bullets. Sí, así es, tal cual explicas en una presentación de PowerPoint a tus superiores, en donde tienes un renglón para decir cada cosa, lo que digas debe ir al grano, ser numérico, específico y ya que presentas el slide te hacen preguntas sólo de lo que les llama la atención. Es correcto, así mero.

Es curioso, pero mucha gente al responder da primero TODO el contexto y al final… A VECES, ni responde la pregunta. Por ejemplo:

Y dime, Martín, ¿qué proyectos de mejora continua has llevado a cabo en tu área últimamente? Bueno, hace 2 años tuvimos una reunión de planeación estratégica en Cancún, a la que fui invitado por mis buenos resultados, a pesar de no tener el nivel de Director todavía, y ahí estuvimos viendo los planes de la empresa a 5 años. Derivado de esa sesión de trabajo hemos venido implementando acciones muy concretas en mi departamento y estoy muy contento porque hemos logrado excelentes resultados.

Traduciendo… este candidato con su respuesta “elegante” quiso decir: soy muy bueno porque los directivos me dan consideraciones especiales, participo en las decisiones importantes de la empresa, hago muy bien mi tarea y me saco buenas calificaciones. ¡Achis! ¿Y por qué te voy a creer? ¿Sólo porque me lo dices así nada más sin datos ni evidencias de ningún tipo? Dices que te sacas buenas calificaciones y que los maestros te ponen estrellitas, pero… ¿y la boleta, apá?

Yo sé que varios se están riendo, pero créanmelo, es muy común escuchar este tipo de respuestas.

El proceso debe ser así: Tú debes responder el QUÉ y ese “qué” debe incluir el CUANTO. De nuevo, bullets, cada uno de ellos cubre un QUÉ y un CUÁNTO has logrado. O sea, enséñame la boleta, quiero ver que materias llevas y cuánto te sacaste en cada una. Luego, si al entrevistador de llama la atención un bullet en particular; o sea, ya vi que eres buen chavo en general, pero a nosotros nos interesa que expliques cómo le hiciste para pasar de 8 a 10 en Biología; te va a preguntar obviamente porque ahí es donde tienen los problemas que tú vas a arreglar cuando te contraten y en ese momento evidentemente debes dar todos los detalles de QUIÉNES, CÓMO, DÓNDE, CUÁNDO y sobre todo, los OBSTÁCULOS saltados y las LECCIONES aprendidas.

Visto de otra manera, primero debes mostrar las balas que has disparado y las batallas en las que lo has hecho; luego te van a pedir que expliques algunas de ellas y cuando lo hagan, debes hablar de los detalles que comprueban que estuviste ahí, que lo hiciste, que saltaste las barricadas, que tienes algunas cicatrices de la batalla y que estuviste todo el tiempo al pie del cañón.

La experiencia se mide en lecciones aprendidas.

¿Dónde están tus balas?

Juan Valles

About Juan Valles

Trabajo en el sector educativo, como director de talento de una institución en la que estamos tratando de cambiar la manera en que educamos a las nuevas generaciones. Estuve 8 años en una de las firmas globales de consultoría de talento y aprendí mucho. Escribo sobre career management por experiencia profesional y por pasión. Estudié Ingeniería Química y la curiosidad por entender como funciona todo esto siempre ha estado en mi. Escribo sobre ciencia y doy clases de química por formación y pasión. Soy cocinero aficionado y un apasionado del buen comer. Nunca estudié nada sobre esto, ni quiero, este tema lo quiero mantener en la pura pasión.
This entry was posted in Career Management. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s