Entrevista Exitosa, Parte 1… Superman

Tendemos a creer que en una entrevista de trabajo debemos mostrar nuestra mejor cara porque “somos un producto y nos estamos vendiendo”. Cierto… pero esa creencia muy frecuentemente nos hace llegar casi-casi con nuestra capa roja, mallas azules y botas… y luego empezamos a hablar de que tenemos pecho de acero, visión de rayos X, volamos más rápido que un avión, etc… ¡¿a poco no?!… Te estás riendo porque te ha pasado, lo sé.

Bueno, pues a continuación quiero comentar una manera simple de no caer en el supermanismo. Supongamos que terminando de escribir esta entrada del blog voy a la oficina de un compañero de trabajo con quien tengo una relación muy cercana y le digo en tono muy ejecutivo la típica frase de entrevista… léase: egocéntrica, exagerada y sin dar datos numéricos y específicos. Como esta:

“La verdad es que estoy muy contento por los excelentes resultados de mis publicaciones, Jorge… inicié hace unas semanas y he tenido un gran número de visitantes, muchos se han suscrito, e incluso he recibido algunas invitaciones para dar conferencias. Es algo que la verdad no me esperaba, y bueno, ahora estoy con mucho trabajo extra, pero muy contento gracias a Dios.”

¿Qué creen que me diría mi compañero de todo esto? Pues obviamente la también típica frase del amigo: “mira, bájale mi chavo, que nos conocemos bien y a otro perro con ese hueso. Además háblame bien, ¡soy yooo, Jorge!”

Ahí está entonces. Si quieres evitar el supermanismo y verte con confianza, desenvuelto y fluido en una entrevista… simplemente imagínate que la otra persona te conoce bien y que son compañeros cercanos. Yo sé que parece algo muy pequeño y simple, pero créanmelo, no es tan fácil de lograr y además, cuando estás del otro lado del escritorio hace toda la diferencia del mundo entre un candidato y otro. Y si lo piensas es medio paradójico… si te va bien en la entrevista, esa persona de hecho será tu compañero de trabajo… Por lo tanto, si quieres que lo sea… pues imagínatelo como tal desde un principio.

El punto es este: las empresas no contratan supermanes porque saben que no existen. Luego entonces, ¿por qué dedicar tanto esfuerzo a pretender ser uno?… Superman es acartonado y no es natural… Sé tú, no él… Pero también debe quedar claro que con esta analogía del amigo cercano no estoy diciendo que seas informal… para nada.

Esto es lo que estoy diciendo: en una entrevista debes ser naturalmente formal y formalmente natural.

Juan Valles

About Juan Valles

Trabajo en el sector educativo, como director de talento de una institución en la que estamos tratando de cambiar la manera en que educamos a las nuevas generaciones. Estuve 8 años en una de las firmas globales de consultoría de talento y aprendí mucho. Escribo sobre career management por experiencia profesional y por pasión. Estudié Ingeniería Química y la curiosidad por entender como funciona todo esto siempre ha estado en mi. Escribo sobre ciencia y doy clases de química por formación y pasión. Soy cocinero aficionado y un apasionado del buen comer. Nunca estudié nada sobre esto, ni quiero, este tema lo quiero mantener en la pura pasión.
This entry was posted in Career Management. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s